Comer en Lisboa

Comer en Lisboa

Comer en Lisboa es uno de los grandes placeres de los que puedes disfrutar durante tu visita a la ciudad. En Lisboa se come bien, en abundancia, por poco dinero y se puede disfrutar de una deliciosa gastronomía portuguesa. Sea en un snack bar de barrio o en un restaurante elegante, será una de tus grandes experiencias en Lisboa.

En Lisboa hay cientos de pequeños snack bar, pastelarias y restaurantes de barrio donde podrás encontrar comida buena y barata. Simplemente, fíjate en la lista de platos del día que colgarán en la puerta -a veces en un simple mantel de papel- y, si hay algo que te gusta, no dudes en quedarte a probarlo.

El plato del día es la versión lisboeta del menú del día español. Los restaurantes pondrán una lista de platos en la puerta por un precio y, si quieres comer algo más, lo pagarás aparte. Siempre puedes pedir alguna sopa como entrante, pero salvo que tengas un gran apetito, las raciones que se sirven como plato del día suelen ser lo suficientemente grandes como para quedar satisfechos con un postre o café.

Lo malo de estos pequeños snack bar y pastelarias es que sólo suelen servir comidas, mientras que si queremos cenar tendremos que ir a otros de los restaurantes de Lisboa algo más formales, aunque eso no quiere decir que haya también otros muchos restaurantes sencillos donde se puede cenar en Lisboa por buen precio (especialmente en la Baixa y el centro histórico).

Recomendaciones y consejos para comer en Lisboa

De todos modos, antes de lanzarnos a probar la comida de los restaurantes de Lisboa, un par de recomendaciones prácticas sobre comer fuera en Lisboa.

Uno de los grandes malentendidos que sufren habitualmente los turistas españoles que van a Portugal es tomar los platos de entradas que ponen en los restaurantes como si se tratara de una amabilidad de la casa o de un entremés gratuito hasta que llegue la comida. En realidad, este tipo de aperitivos -los típicos son la mantequilla, el queso, los patés varios o las aceitunas- se pagan en la cuenta al final y acaban subiendo notablemente el precio total de cenas que, si no, serían bastante asequibles. Podemos pedir que las retiren, pero no hace falta. Basta con no tocarlos si no queremos que nos los cobren. También, si los vamos comiendo, irán sacando más, con lo que puede ser que les interese retrasar la salida de vuestra comida.

Sobre la gastronomía de Portugal, casi todos los platos están elaborados a base de carne o pescado a la que se le añaden guarniciones varias. Los platos de verduras -salvo las sopas- brillan por su ausencia, aunque podréis encontrarlas habitualmente como guarnición, al igual que las ensaladas. Es un país difícil para los vegetarianos -especialmente en pueblos o ciudades pequeñas-, aunque en Lisboa podréis encontrar restaurantes modernos donde tendréis opciones de ese tipo.

El bacalao es la comida típica de Portugal. Se prepara de decenas de maneras diferentes según la parte del país donde se cocine, pero en Lisboa se han ido recopilando todas. En ensalada, asado con salsa o mezclado con otros ingredientes. Es una opción excepcional. Dos de los más populares- y para mi gusto los más sabrosos- son el bacalao con natas y el bacalao à bras. Recomendados, incluso, para quien no sea un gran aficionado al pescado.

Otra opción son los arroces. Se suelen servir caldosos y mezclados con pescados y mariscos varios. Podemos encontrar arroz de marisco, arroz de polvo (pulpo), arroz de tamboril (rape) o arroz de pato.

Arroz de Marisco

Arroz de Marisco, servido a la manera portuguesa. Una de las mejores comidas que puedes probar en Lisboa.

Y, también, algunos platos de temporada. En el mes de junio se celebran las fiestas de San Antonio, patrón de Lisboa, en las que la comida tradicional es la sardina. Por esas fechas, los restaurantes pequeños de los barrios más céntricos de Lisboa sacan a la calle pequeñas parrillas y asan las sardinas en ellas. No obstante, fuera de las fechas, la sardina es también un plato habitual de muchos restaurantes. También en algunas épocas del año son populares los caracoles.

Publicada en la sección cafés, bares y restaurantes en Lisboa, vida y curiosidades de Lisboa.

Artículos más recientes

Excursion centro Lisboa

Visita guiada a pie por el centro de Lisboa

Ésta es la excursión ideal para quien quiere llegar con buen pie a la ciudad. Es un pequeño recorrido por el centro de Lisboa, de unas tres horas de duración, donde se recorren las principales zonas de la Baixa, el Chiado y Alfama acompañados por un guía turístico local que habla español.

Lisboa Card

Lisboa Card

La Lisboa Card es la tarjeta turística de Lisboa. Incluye el transporte público de Lisboa, entradas a algunos de sus monumentos más importantes y descuentos en otros monumentos y atracciones. Os contamos cómo podéis conseguirla, cuánto cuesta y si compensa comprarla.

Lisboa en 3 días

Qué ver en Lisboa en tres días

Tres días es ya un tiempo bastante razonable para hacer una visita con calma por Lisboa e, incluso, alguna excursión por sus alrededores. En este artículo os hacemos una sugerencia de ruta con ideas de que ver en Lisboa en tres días.