Transporte publico Sintra.

Sintra, Cabo de Roca, Cascais y Estoril

En este artículo quiero sugeriros una excursión de todo un día por algunos de los lugares más pintorescos de los alrededores de Lisboa, comenzando por Sintra -la excursión por excelencia de quienes visitan la capital portuguesa- y siguiendo luego por el Cabo de Roca, Cascais y Estoril.

Excursión de un día a Sintra, Cabo de Roca y Cascais desde Lisboa

Excursión de un día en un grupo pequeño a Sintra y Cascais desde Lisboa

Una excursión que te lleva por lo mejor de Sintra y Cascais, con parada en el Cabo de Roca, para que puedas disfrutar de las mejores vistas de los alrededores de Lisboa sin perder tiempo ni tener que hacer combinaciones muy largas en los transportes públicos.

Puntuación media de usuarios: Excursión de un día en un grupo pequeño a Sintra y Cascais desde Lisboa
Basada en 527 opiniones.

Precio: Desde 59 euros.
Duración aproximada: 8 horas

Más Información
 

Es una excursión larga para un solo día, así que no podremos remolonear demasiado en la cama. Tendremos que levantarnos pronto y, posiblemente, volvamos a Lisboa tarde y algo cansados, pero habrá merecido la pena. Está especialmente indicada para quien no puede quedarse mucho tiempo en la ciudad, es rápido en las visitas y quiere tener lo máximo posible de los alrededores de Lisboa.

No obstante, si vemos que se nos hace demasiado largo, podemos dividir la ruta en varias partes. Quizá visitando Sintra y el Cabo de Roca un día y dejando Cascais y Estoril para otro. O, también, quizá podamos prescindir de algunas de las visitas. Eso depende de cada uno.

Ir en coche nos dará más libertad para movernos por la zona y nos ahorrará tiempo en los desplazamientos. Los que llevéis el coche desde España podréis moveros con él y, quien no, siempre puede alquilar un coche en Lisboa, donde se pueden conseguir buenos precios dependiendo de la compañía y la temporada.

Si lo queremos hacer en transporte público, podemos tomar el tren hasta Sintra y hacer el resto del recorrido posterior con alguno de los autobuses de la empresa Scott. Hay un billete combinado para el tren y estos autobuses que se compra en algunas estaciones de tren y oficinas de Scott que os puede hacer ahorrar algo de dinero. En este artículo te damos más detalles de cómo llegar de Lisboa a Sintra en transporte público.

Aunque, también, otra forma de hacerlo de forma rápida y con un guía que nos vaya explicando la historia y las peculiaridades de los lugares que visitemos es con alguna de las excursiones guiadas que recorren la zona. Ésta es una de las más recomendables.

Sintra

Si vamos en tren, Sintra es la última estación de la línea. Si vamos a utilizar el transporte público y aún no tenemos el billete diario de los autobuses Scott sería un buen momento para comprarlo. Lo vamos a necesitar.

Palacio da Pena Sintra

Fachada del Palacio da Pena, en Sintra. Fuente: Maragato1976 via Wikimedia Commons.

Sintra tiene dos partes de interés turístico muy diferenciadas. En la parte baja de la montaña nos encontramos el centro del pueblo, con agradables callejuelas, y algunos edificios de interés como el Museo del Juguete o el Palacio Nacional. Si vamos con prisa, tendremos que prescindir de algo en nuestra visita, así que mejor dejarlos para otro momento e ir directamente a lo alto de la colina situada junto al pueblo para ver el Palacio da Pena.

Si tenemos ganas de pasear, podemos subir a pie por un bonito bosque, pero lo mejor es ir en coche o en el autobús local que hace el recorrido. El Palacio da Pena es el gran atractivo de la zona. Declarado Patrimonio de la Humanidad, se trata de un precioso edificio mezcla de diferentes estilos arquitectónicos que sirvió como residencia de verano a los reyes de Portugal. Tanto el edificio, como los jardines y las vistas de la Sierra de Sintra son impresionantes. Eso sí, si vais en temporada alta comprad vuestras entradas con anticipación o llegad pronto si no queréis correr el riesgo de no poder visitarlo.

Junto al Palacio se encuentra el Castelo dos Mouros, peor conservado que el de Lisboa, pero con grandes vistas de la zona desde lo alto.

Relegado a un segundo plano por el Palacio da Pena, en la parte baja de Sintra nos encontramos también con la Quinta da Regaleira, una bella finca con un palacio más modesto que el anteriormente citado, pero famoso por su laberíntico jardín y sus cuevas, que seguro harán las delicias de los niños. Muy recomendable si nos queda tiempo.

Cabo de Roca y Guincho

Desde Sintra, nuestra siguiente parada es el Cabo de Roca, los bellos acantilados que son, también, el punto más occidental de la Europa Continental. Para mi gusto, es uno de los paisajes naturales más bellos que podemos encontrarnos en las proximidades de Lisboa. Quizá poco agradables para quien tenga vértigo o tenga niños especialmente revoltosos. Si queremos llevarnos un recuerdo, en la oficina de visitantes del Cabo de Roca podremos comprar un diploma que acredite que hemos estado en el punto más occidental de la Europa continental.

Lo mejor es llegar hasta el Cabo de Roca en coche, pero si vamos en transporte público tampoco tendremos muchos problemas, ya que hay un autobús que hace el recorrido entre Sintra y Cascais con una parada muy cercana. Simplemente, basta con estar un poco atento a los horarios.

De ahí, si nos queda tiempo, siempre es agradable para un rato en la playa de Guincho. Si vamos en coche, tendremos una carretera con muchas curvas, así que es mejor tener un poco de cuidado al conducir. Cuando dejamos atrás las carreteras de la Sierra de Sintra, llegamos a un paisaje natural protegido de dunas junto al que circulamos hasta llegar a esta inmensa playa. Si el viento nos lo permite, puede ser un lugar excelente para el baño, como lo es para los aficionados al surf o las cometas.

Cascais y Estoril

Desde Guincho nos quedan sólo unos kilómetros para llegar a Cascais, una ciudad que pasó de ser pueblo de pescadores a centro de veraneo de la clase alta portuguesa y que sigue mostrando un alto poder adquisitivo. Es agradable pasear por su casco urbano, pasarse por la Praia dos Pescadores, disfrutar de alguno de sus buenos restaurantes de pescado o escuchar el sonido del mar chocando contra las rocas de la Boca do Inferno.

Playa Cascais

Praia dos Pescadores, en el centro de Cascais. Fuente: Michael Coghlan via Wikimedia Commons

Desde allí, podemos concluir tranquilamente nuestra visita en Estoril, a apenas dos o tres kilómetros de Cascais, donde nos llama la atención su gran Casino. Si llegamos después del anochecer, nos encontraremos con su fachada y sus jardines iluminados. Si queremos entrar al Casino, no nos pondrán muchos problemas. Bastará con llevar una indumentaria normal -aunque sea sencilla- y podremos movernos sin problemas por su interior y, si nos apetece, incluso jugar algo en la enorme sala de tragaperras o en las mesas de juego.

Siguiente: Costa da Caparica y otras playas

Artículos relacionados

Publicada en la sección excursiones en Lisboa y habla sobre , , .

Artículos más recientes

Lisboa con niños

Lisboa con niños: 7 visitas que les gustarán

Si viajas a Lisboa con niños, asegúrate de que disfruten tanto del viaje como tú lo harás. Aquí tienes algunas ideas sobre los mejores lugares y algunas actividades divertidas o especiales de Lisboa que les gustarán.

lisboa en un dia

Lisboa en un día

Es una pena pasar por Lisboa y tener sólo un día para verla, pero si no tienes mucho tiempo libre para conocerla, aquí te damos una idea para ver lo más destacado de ella en apenas 24 horas.